Flor de Sal d’Es Trenc es el resultado de la evaporación del agua del mar y su cristalización en finas láminas en la superficie del agua de las balsas en las salinas marinas. El proceso de cosecha y envasado artesanales no modifican las especiales características químicas, físicas y organolépticas, obteniendo de todo ello una sal de excepcional calidad.

EL ORO BLANCO DE MALLORCA

Para obtener la exclusiva flor de sal de d’Es Trenc, se requieren condiciones meteorológicas y biológicas especiales. Antes de que el agua del mar entre en las salinas, fluye a través de grandes lechos de posidonia oceánica. La presencia de plantas marinas puede considerarse un claro indicador de la excelente calidad del agua. La sal marina tarda aproximadamente seis meses en madurar hasta convertirse en el oro blanco de Mallorca. El agua de mar cristalina, que contiene 35 g de sal por litro, circula a través de un canal de tres kilómetros de longitud desde la playa virgen, del Parque Natural marítimo-terrestre Es Trenc- Salobrar de Campos, hasta las salinas. Una vez allí, el agua se evapora hasta alcanzar un contenido de sal en disolución de 250 g/l , por la acción natural del sol y del viento. Si se reúnen todas las condiciones favorables, en la temporada estival, diariamente se forman los cristales de Flor de Sal d’Es Trenc, cuyas imaginativas formas se asemejan a flores blancas.

UN PRODUCTO NATURAL DE PRIMERA CALIDAD

La Flor de Sal d’Es Trenc se cosecha sin excepción a mano, en un trabajo totalmente artesanal. Los salineros en las Salinas d’Es Trenc utilizan rastrillos tradicionales para extraer la flor de sal de la superficie del agua y luego secarla bajo el sol del Mediterráneo. La producción y el envasado de la Flor de Sal d’Es Trenc también se realizan a mano directamente en nuestras salinas.

La sal natural de primera calidad conserva el aroma del mar Mediterráneo y contiene más de 80 minerales y oligoelementos. La proporción de Magnesio (Mg) en Flor de Sal d’Es trenc es hasta 20 veces mayor que en otras sales marinas. Las proporciones de potasio y calcio son el doble de altas.

La Flor de Sal d’Es Trenc es una de las sales marinas de mayor calidad y se ha convertido en un ingrediente indispensable de la cocina para muchos cocineros aficionados y profesionales. En su degustación se aprecian la consistencia crujiente y delicada así como el sabor salado suave de los cristales. Sus características especiales resaltan más cuando se utilizan después de la cocción para refinar los platos aunque también se puede utilizar en su preparación.